economia y comercio tradicional programa atn/oc-10759-rg
linea Bolivia Chile y Peru Mundo Aymara
imagenes Links
Indice Alianza
boton
La Población Aymara
boton
La Lengua Aymara
boton
Síntesis histórica de la ocupación del Territorio y conformación de identidades étnicas.
boton
Dinámica Social en el Altiplano y la Cuenca del Titikaka: del Formativo a los Estados Regionales Tempranos.
boton
Los Conceptos del Ayllu y la Marka
boton
Conceptos relacionados con Trabajo Comunitario
boton
La Autoridad Originaria o Tradicional
boton
Usos Culturales del Territorio
boton
El Tráfico Caravanero
boton
El Trueque como práctica Social de Intercambio
boton
Las Ferias Tradicionales
boton
Rituales y Festividades

AUTORIDAD ORIGINARIA O TRADICIONAL

La máxima autoridad del ayllu o de la comunidad, suelen llamarse Mallku o también jilaqata (jilakata), anteriormente se les denominaba Caciques. Según los usos y costumbres en el mundo Aymara, la potestad del Mallku en el ayllu tiene que ver con el dominio económico de los recursos, la administración territorial, las celebraciones rituales-religiosas; son responsables de velar por los límites inter-ayllus (mojones), la producción agrícola y ganadera, el cuidado de la salud de la población. Su preocupación es asegurar que el año agrícola sea lo mejor.

Además de dirigir las actividades ceremoniales y en ese sentido son la autoridad regular y repetitiva que transmite y difunde varios aspectos de la vida social, cultural, económica, etc. del pueblo, el Mallku tiene mucha injerencia (opinión) en la normativa de las actividades productivas y generalmente ejerce su autoridad a través de un calendario de festividades productivas.

La elección de las autoridades originarias se realiza mediante normas internas de cada ayllu y en instancias como cabildos, asambleas, consejos por parcialidad. Por ejemplo, el nombramiento de un Apu Mallku se hace en la gran asamblea (Mara Tantachawis), lugar donde deben hacer presencia los distintos niveles e instancias territoriales que se articulan desde el ayllu en la Marka y desde ésta al suyu, actuando por delegación de sus instancias de representación.

Aquellos ayllus que están conformados por varias comunidades anualmente rotan los designados para prestar este servicio respetando siempre los turnos. El ejercicio de los cargos supone no solamente un deber, sino alcanzar la condición de jaq’i (persona) y a su vez, una buena gestión en un cargo sirve a una pareja para obtener prestigio y reconocimiento social. Los cargos se deben asumir en pareja (el tata jilaqata junto a su esposa mama jilaqata), pero siempre deben ser los titulares de los derechos sobre sayañas (parcelas de tierra).

En general, las autoridades originarias son elegidas por un periodo de un año tomando posesión en un acto público y simbólico, cada Año Nuevo, aunque en algunos casos, la transmisión del mandato del ayllu se realiza el 24 de junio (año nuevo Aymara), según el caso. La ocasión siempre es propicia para festejar el pasiri en sus comunidades.

En la actualidad subsisten alrededor de tres mil comunidades en las tierras altas de Bolivia que conservan algún tipo de autoridad originaria o tradicional. Un ejemplo concreto se encuentra en Curawara de Carangas donde el 88% de su población se encuentra localizada de forma dispersa en trece ayllus divididos en dos parcialidades: Aransaya y Urinsaya; y que según el “Estatuto Orgánico y el Reglamento Interno del Consejo de Ayllus Originarios, presenta el siguiente orden de cargos:

  • Jacha’a Tamani Auki / Jach’a Tamani Taika o Mallku (uno por parcialidad)
  • Tamani Auki / Tamani Taika (Awatiri Jilakata) (uno por Ayllu)
  • Sulka Tamani Auki / Tata y Mama o Sulka Jilakata (representantes de la zona).

A dichas autoridades les corresponde entre otros, fortalecer y recuperar la organización de los ayllus y del trabajo tradicional, hacer respetar el pensamiento filosófico de los ayllus, fomentar las relaciones, cumplir con la administración de justicia comunal; defender territorios y recursos naturales de los ayllus, defender y reconocer sitios sagrados como patrimonio cultural (marka, qullus, pukaras, illas, samiris, wak’as y uywiris); fortalecer y fomentar el desarrollo económico social sostenible de los ayllus y marka, fortalecer las ferias quincenales, comunales, cantonales de marka de la provincia, fomentar medios productivos (turismo, agropecuario, artesanías, minería y otros); fomentar, documentar, difundir y recuperar las tradiciones culturales originarias, así como recuperar los valores éticos y morales de las autoridades originarias.

Otro ejemplo, se encuentra en el municipio de San Pedro de Totora donde mediante un Referéndum Autonómico (diciembre de 2009), su población optó por convertirlo en autonomía originaria Auki Totora Marka, lo que significa que el proceso de reconstitución de su Gobierno Autónomo Originario se da en la perspectiva de la reconstrucción del modelo ayllu-marka-suyu, que aplica los principios y valores fundamentales Aymara; específicamente en Totora son los Jilacatas (Hilacatas) o Tamanis, quienes ejercen la representatividad del Ayllu, existiendo actualmente 9 Hilacatas y dos Apu Mallku, uno del norte y el otro del Sud.

Otros casos donde se encuentran en proceso de rearticulación territorial y de los sistemas tradicionales de autoridades originarias se encuentran en las municipalidades bolivianas de Turco, Pampa Aullagas, Corque, Santiago de Andamarca, Llica, Tahua, San Pablo de Lípez, San Pedro de Quemes, Mojinete, San Antonio de Esmoruco, San Agustín, entre otros.

MUNDO AYMARA ----- AYMARAS SIN FRONTERAS Economia y Comercio Tradicional